Arrugas en el cuello ¡Elimínalas en unos minutos y con un poco de sal de mesa!

Arrugas en el cuello ¡Elimínalas en unos minutos y con un poco de sal de mesa!

Puedes tener la cara tan apretada como quieras, pero si tienes arrugas en el cuello, no eres una chica. Por el amor de Dios, no hay problema: en cambio, el tiempo sigue su curso y, día tras día, experimentamos la gravedad, las patas de gallo, varios “mosquitos”. Ese es el tiempo que se tarda en decir: «Oye, estoy pasando rápido, cariño». Como si fuera necesario, para recordarnos… Volvamos a nuestro cuello y nuestras arrugas. “¡Qué amargura!”, Esto sería lo único que podríamos decir y en cambio tenemos que sonreír, aceptar la realidad y pretender que todo está bien.

Como dijimos anteriormente, las arrugas en el cuello son un signo inequívoco de la edad. Y luego, seamos sinceros, el cuello es una de las partes del cuerpo que menos nos importa. Compramos mil cremas, sueros, cremas, pastas faciales pero, la mayoría de las veces, nos olvidamos de extenderlas también en el cuello. Y es un error.
Otro error a no cometer, para evitar que aparezcan otras arrugas en el cuello, es exponer el cuello directamente al sol. El sol es una de las principales causas del envejecimiento de la piel del cuello que es fina, delicada y muy sensible. Por eso es fundamental que también lleve protección en el cuello. Sigue leyendo después de la foto

¿Tenemos remedios naturales? Y cómo. Un remedio súper barato para experimentar cuanto antes es el a base de aceite de oliva virgen extra. ¿Como funciona? Se calienta un poco de aceite al baño maría y se masajea con movimientos circulares en el cuello. Luego se coloca una toalla tibia en el área y se deja actuar durante 30 minutos. ¡Magia!

Otro remedio superior para tonificar la piel del cuello y reducir las arrugas es la levadura de cerveza: esta última estimula la producción de colágeno, suaviza las arrugas e hidrata la piel. Lo que necesitas para preparar esta maravillosa mascarilla: yogur, una cucharada de aceite de oliva, levadura de cerveza en polvo. Mezclar los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea que luego extender en el cuello y dejar actuar 20 minutos. Cuando esté seco, puedes enjuagarlo con agua fría. Recuerda: tienes que repetir el proceso al menos una vez a la semana. Sigue leyendo después de la foto

La leche también puede ayudarte a combatir las arrugas del cuello. La leche suaviza la piel, la nutre profundamente y borra las arrugas. Así que solo tienes que probar: toma un poco de leche tibia, mézclala con la misma cantidad de agua y luego sumerge una toalla en la mezcla.

Remojarlo bien y ponerlo alrededor de tu cuello. Pasados ​​unos 15 minutos, cuando esté frío, retírelo y enjuague con cuidado. Luego ponte una buena crema hidratante y listo. También esta operación, para dar buenos resultados, debe repetirse una vez por semana. ¿Sabías que la sal también es amiga de un cuello liso y sin arrugas? Masajeando suavemente sobre el cuello (la sal debe estar húmeda), la piel del cuello se vuelve más elástica. Sigue leyendo después de la foto

Las arrugas se suavizan y no se forman nuevas. Si desea que este exfoliante sea aún más efectivo, aplíquelo después de hacer el paquete de aceite de oliva. Luego se frota la sal hasta que la piel se pone ligeramente roja.
Alternativamente, puedes probar con clara de huevo. Rica en proteínas, hace maravillas en la piel delicada y la purifica a fondo. Lo que necesitas: solo una clara de huevo que se batirá hasta que quede cremosa; en este punto debe aplicarse en el cuello y dejar actuar durante 20 minutos y luego enjuagar.

Para evitar la aparición de arrugas existen entonces unas sencillas reglas que son sencillas de seguir: en primer lugar es necesario beber para mantener la piel bien hidratada, es necesario utilizar protector solar y seguir una dieta correcta. Verduras, frutas, proteínas magras y cereales integrales ilimitados. Vamos, eso no es tan agotador como parece.

Deja un comentario